16.11.04

Me he propuesto, en estos días, promocionar el uso de los blogs y, para ello, nada mejor que recurrir a una seríe de artículos que nuestros amigos de Baquia han publicado sobre el tema.

Tras el aperitivo del post anterior, comenzamos este primer plato con:

Mobile Tracker, o como convertir en negocio una afición
Siempre hemos sostenido que Internet es el entorno mejor adaptado para hacer negocio de un hobby. Mobile Tracker es una de las mejores demostraciones de ello. Jon Gales, un adolescente de 19 años residente en Florida, tiene una pasión, su blog, en el que informa diariamente de las últimas novedades sobre telefonía móvil. Lo hace por gusto y lo haría gratis, pero un acuerdo con Google y algún que otro anunciante le proporciona más de 50.000 dólares al año.

Según cuenta Business 2.0, este blogger que acaba de terminar sus estudios superiores, espera su entrada en la universidad con unos ingresos que ya querrían para sí muchos ejecutivos con 10 años de experiencia. Listo como es, Jon ha aprovechado el artículo de Business 2.0 para incorporar a su blog una oferta para nuevos anunciantes potenciales. Como un profesional del negocio, Gales ofrece ya publicidad “a la carta” para sus anunciantes.
Desde los 13 años era capaz de programar en HTML. Cuando terminó el bachillerato en 2002 le regalaron un teléfono móvil Sony Ericsson y escribió un análisis sobre este aparato que publicó en Amazon Associates, un programa de afiliación que le reportó 150 dólares y le hizo pensar que se podía hacer dinero opinando sobre terminales móviles.
Con más de 140.000 lectores únicos al mes y el reconocimiento de Technorati, el blog ya alcanza las 300.000 páginas vistas. Además, Jon confirma la viabilidad de una opción que hasta hace poco parecía inimaginable: vivir de un blog. Con una creciente audiencia y con un público interesado en unos temas muy específicos, los anunciantes empiezan a darse cuenta de que los blogs son un atractivo reducto en el que colocar sus mensajes, además a unas tarifas todavía muy inferiores a las de otros medios.
Un negocio al alza que se cimenta en las pasiones de Jon (y de tantos otros bloggers): la escritura y la tecnología.
Os sigo animando a crearos un cuaderno de bitácora o blog, como prefiraís llamarlo; tenemos muchos sitios en internet que nos proporcionan este servicio de forma totalmente gratuita, es el servicio que más está creciendo en internet, no hace falta tener ningún conocimiento de crear páginas web, es inmediato y, además suele ser colaborativo; es decir que, podemos invitar a otros amigos a escribir en el mismo.

Para animaros os reproduzco este artículo de Baquia sobre el tema.

Un paseo por la blogosfera española

Quizás fuera Blogger quien desató la fiebre de las bitácoras en todo el mundo. El caso es que, hoy por hoy, este nuevo fenómeno de la comunicación a través de Internet está causando furor. Por ello, es recomendable echar un vistazo al panorama español de los weblogs.

En el contexto español, mientras la mayoría duerme el sueño del alejamiento sostenido de la Red, un puñado de internautas se muestran decididos a decir lo que piensan, o lo que es mejor, escribirlo en su bitácora para uso y disfrute de sus compatriotas e invitados. En la blogosfera española se habla de todo, y cada uno de nosotros puede encontrar una bitácora que le haga tilín. Las herramientas, cada día más fáciles de utilizar, están a disposición de todos de forma gratuita, y almacenamientos de más de 15 megas dan para un montón de pensamientos escritos.
Herramientas a gogó
Según comenta David Carrero en la lista de distribución de la Comunidad Thursday, ya está lista la nueva página de Bitadir, en la que se han clasificado varios cientos de bitácoras de habla española. También nos recuerda que Diario Gratis alcanza ya los 1.800 bloggeros. Sin olvidar a Bitacoras.net, que ya registra 12.000 weblogs, o Bitacoras.org que nos alerta del nuevo espacio de Wanadoo, que refleja opiniones de lectores dispersos para la red.
Otra comunidad de weblogs es Blogdir, y otra herramienta para generar bitácoras es Blogia, una iniciativa de InfoAragón. Más servidores dedicados a hospedar bitácoras son Blogalia, Bublegum y Zona Libre: todos ellos permiten seguir esperanzados la senda de los internautas comprometidos con la red en nuestro idioma. La tecnología también está de su lado: la banda ancha, las cámaras digitales, los puntos de acceso, etc., son ahora mucho más asequibles que hace unos años. Cualquiera tiene a su alcance para convertirse en creador de contenidos.
Todo esto no es más que un inicio esperanzador en España; si volvemos la mirada hacia Latinoamérica, el panorama de la blogosfera continúa sin parar: Argentina, Chile, Venezuela, Perú… no hay espacio para abarcarlos a todos en este artículo.
¿Dejaremos pasar otra oportunidad?
Sólo unas reflexiones. Parece que existen dos mundos paralelos. El uno vive pendiente de la telebasura; el otro, invierte cualquier momento libre en pasearse por la Red y dejar su marca.
¿Qué hace el mundo de los negocios con este nuevo medio de comunicación, en el que la segmentación es voluntaria y real? Desgraciadamente, nada de nada. Sigue sesteando entre sus inversiones publicitarias tradicionales, no entiende este medio de comunicación de todos con todos y se muestra aterrado ante un fenómeno que es incapaz de controlar.
Es probable que los blogs tengan una importancia decisiva en la elección del próximo presidente de los Estados Unidos. Los políticos americanos ya no se plantean una campaña en la que su candidato no disponga de un blog personal. En este aspecto, el panorama español sigue, como casi siempre, a años luz. ¿Por qué tenemos que dejar pasar siempre la ocasión? ¿Sabían ustedes que España fue el primer país que tuvo 50.000 internautas pagando el acceso a Internet en la Unión Europea? ¿Que fuimos líderes en la creación de ISPs en nuestro entorno?
¿Pasará lo mismo con la blogosfera? ¿Iremos dejando de lado nuestras inquietudes y opiniones, engullidos por una opinión pública que prefiere dejarse llevar por las últimas modas?
Probablemente ya sea demasiado tarde para que el sector de la tecnología en España pueda jugar un papel como generador de puestos de trabajo en Europa. Sin embargo, quizás esta blogosfera sea la única esperanza para que la avalancha de opiniones, de crítica demoledora o de criterios bien expresados y mejor pensados, devuelvan a nuestro país a la senda del crecimiento, empresarial y emprendedor, fuera del turista y del ladrillo.
Estos anglosajones siempre están mirándose el ombligo, se olvidan de que gran parte del mundo no habla inglés y, en muchas ocasiones meten la pata; si no me creeís, aquí teneís este artículo aparecido en la flecha.net.

Puta
Según los especialistas ingleses en Tecnología Informática la Puta es el ordenador más simple de operar del mundo.

Al parecer, los creadores del sistema informático "Puta" no tuvieron muy presente el mercado Latinoamericano a la hora de bautizar y de lanzar el producto. La firma británica Atacama presentó una computadora de diseño compacto y simple, elegante y con una interesante novedad: puede manejarse tocando la pantalla.
En el sitio de la firma el slogan es el siguiente: "pase y vea todo lo que podemos hacer por Ud." lo cual seguramente se aplica muy bien a la Puta. El hecho de que responda al simple contacto de un dedo y que sea de operación sencilla e intuitiva hace sospechar acerca de la elección del nombre. Lo que más llama la atención es que el nombre de la empresa hace referencia a un desierto sudamericano.Este producto continúa la línea de tantos otros como la elegante camioneta Mitsubishi Pajero cuyo nombre en Latinoamérica se cambió a Montero. El problema más grave parecería ser que la campaña europea de Puta toma al continente como una unidad de mercadeo con lo cual en España sonará igual de mal que en América Latina.
Quiero compartir con todos vosotros, mis queridos y fieles lectores, un artículo aparecido en la flecha.net que sirve de reflexión sobre la denominada "burbuja tecnológica".

First Tuesday, historia de un sueño convertido en pesadilla

Acaba el siglo XX y el mundo capitalista entra en ebullición. Nace convulsamente lo que luego se llamará la "Burbuja Tecnológica". Cualquier idea innovadora atrae a inversionistas ávidos de encontrar una plaza en el que parece último tren que parte del siglo XX hacia un nuevo continente recién descubierto, Internet, donde aún es posible cumplir el sueño de nuevos "El Dorados", capaces de dar fama, éxito y sobre todo fortuna.

11:47 - 08/11/2004 por: José Manuel Gimeno

En todas partes nacen compañías con los más variados, originales y en muchos casos, extravagantes, proyectos. Desaparecida la euforia, nos preguntamos como pudo llegar a prosperar una ideas tan peregrina, como la que tuvo www.cybergold.com , de pagar al publico por el solo hecho de navegar por Internet, o a quien se le ocurrió la idea del cementerio "virtual", donde los clientes podían colocar lápidas "virtuales" a los sus difuntos., o la más loca de todas, NetJ.com Corp, que habiendo abandonado la idea inicial, no hacía absolutamente nada, pero continuó durante meses cotizando en bolsa con un valor de mas de 20 millones de dólares.
Hoy todo aquello no se entiende, pero entonces todo parecía posible y no solo se engañaban ilusos inversionistas novatos, sino responsables de las grandes corporaciones financieras y bancarias y a todas las grandes corporaciones, que igualmente pensaron que alli estabaaquello era el futuro y se precipitaron a abrir divisiones e-bussines en sus corporaciones, aunque ni supieran que es lo que pensaban hacer en ella.

Como nacía una empresa puntocom
Transformar la idea de un negocio en la red, en una empresa puntocom obligaba a ir cubriendo distintas etapas. Lo tradicional era nacer en un garaje, y allí, como en una versión agnostica y actualizada del Portal de Belén, entre un coche y una moto,. nacía la "Start Up" acompañada por los ángeles, los Angels Investors, que aportaban el "seed capital" o capital semilla, necesario para transformar el sueño en un emprendimiento. Los Angels Investors solían ser los propios emprendedores con sus parientes y amigos, pero también hubo dueños de un negocio "físico" que, soñando con ampliar su mercado la red, aportaba capital en esta fase.
Luego había que esperar a los Reyes Magos, los Venture Capitalists o el Capital Riesgo, inversionistas privados, o fondos públicos para desarrollo de nuevas empresas, que aparte del oro, llevaban otros regalos, igualmente apreciados, lo que se necesitaban para crear una empresa, dirección financiera, asesoría legal, soporte de RRHH, etc. cosas tan imprescindibles como el propio capital para crear una empresa, que rara vez dominaban los pioneros. Eran las "incubadoras" de empresas, que conscientes del riesgo que corrían, solían aportar/apostar dinero en diversas "Star Up" en la esperanza que alguna triunfara.
Cuando, ¡por fin!, la empresa comenzaba a ser una realidad tangible, cuando, ¡por fin!, la informática funcionaba correctamente y se tenían los medios técnicos y humanos imprescindibles para iniciar el negocio en la red, pero aún faltaba dinero para crecer, comenzaba lo que se llamó la Segunda Ronda de Financiamiento. El despegue en Iinternet, necesita grandes cantidades de dinero que solo disponen los fondos de inversión de sólidas instituciones financieras. El objetivo final es llevar la empresa hasta su entrada en bolsa, (a ser posible en el Nasdaq) que era la meta final, la oferta al público. la IPO, Inicial Public Offering.
No todo era absurdo
Los inversionistas han de compensar el alto riesgo corrido en cada una de estas etapas con inmensas plusvalías, que entonces solo se conseguían de entrar en el Nasdaq, pues Internet al poner al alcance de cualquier negocio un mercado teóricamente inagotable, que permitía romper las normas tradicionales de valoración de empresas y concedía a empresas puntocom valores considerados absurdos en empresas tradicionales. Por aquella época, Lycos se valoraba en 29 veces el importe de su venta anual, Amazon en 33 veces. Yahoo en 112 veces, Goto.com en 179 veces y Ebay en 532 veces, y para colmo, todas reportaban trimestre tras trimestre abultados números rojos y no veían dar beneficio a medio plazo. En Amazón, por ejemplo la accion se habia revalorizado un 966%, pese que para vender 1 dólar de libros, se gastaba 1, 12 dólares. Una situación así, es inaceptable en una empresa normal y teóricamente, todas esas empresas deberían quebrar de inmediato. No obstante, pasado el tiempo, hoy vemos que, si bien los que apostaron por Lycos o Goto.com se confundieron, los que apostaron por Amazón, Yahoo y Ebay no andaban tan errados, y los pioneros en la financiación de estas empresas, multiplicaron en estos casos por mas de 50000 el capital arriesgado. Es decir el Angels Investor que apartó 1000$ (unas 200.000 pts), en el momento de la fundación de estas empresas tenía en el 2000, (si no había vendido antes su parte), una fortuna de 5 millones de dólares, (1000 millones de pesetas).

Nace First Tuesday
En este ambiente nace en 1998 First Tuesday, responde a la necesidad de tener un lugar donde las "Star Up", desconocidas del mundo financiero, entren en contacto con inversores de Capital Riesgo. En Londres, un grupo de tecnólogos, lo que hoy llamamos frekys, se reúnen en algún bar para hablar de lo que les apasiona, la nueva economía. Se avisan por e-mail, (lógicamente), a veces unas horas de antes de la reunión, y a pesar de todo, crecen en número. Los participantes llevan una identificación, verde para las "Star Up", rojo para la "incubadoras" y amarillo para los demás. Pronto los inversores pedirán el cartón amarillo para no ser asaltados por los "rojos".
Dada la época en que nacen estas reuniones, tienen más éxito que el previsto por cualquiera y pronto se institucionaliza la reunión en el primer miércoles de cada mes, ha nacido First Tuesday. Naturalmente, uno de los participantes en las reuniones, el capital riesgo israelí Yazam, ve negocio y compra a sus inventores los derechos por 50 millones de dólares e impulsa por todo el mundo First Tuesdeay . Pronto unos 50 países, más de 100 ciudades y 120.000 socios forman parte de este club de la nueva economía y por si fuera poco, en alguna ciudad, se celebran además al día siguiente, los Wireless Wednesday dedicadas en exclusiva al mundo inalámbrico.

First Tuesday en España
La fiebre llegó a España y en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y hubo intentos en algún otra ciudad más, tengo noticias de Badajoz y es posible que las hubiera también en otros sitios, además otras ciudades, como Bilbao, organizaron también sus jornadas pero fuera de la organización First Tuesday. comienza el rito de reunir. En estas ciudades cada primer martes de mes, se reunían en cualquier discoteca con capacidad suficiente para recibirlos, un número cada vez mayor de cofrades tecnológicos, en la esperanza que se produjeran milagros, pero a diferencia de los fieles religiosos de los Primeros Viernes, solo esperaban un único tipo de milagro, un milagro muy terrenal, la multiplicación "ad infinitum" de los panes y los peces.
Nicolás Merigó, director de BSCH Internet, el fondo creado por el Santander para los negocios en la red, fue el principal promotor de First Tuesdeay Madrid, otros fueron , Marcelino Elosúa, responsable del fondo americano CEA, y Roberto de Saint-Maló, director de Latin Rim sociedad de capital riesgo, ninguno era un iluso o un inexperto, pero sucumbieron, como tantos otros, a esta fiebre del oro digital .

Explosión de la Burbuja
"First Tuesday" se propuso alcanzar en un año en todo el mundo quinientos mil socios que se reunieran mensualmente. Pretendía convertirse en el centro mundial de emprendedores, y como todos, buscaba ser rentable, hacer una ampliación de capital y salir a bolsa.
La historia de este furor inversor fue bastante breve, el fin del crecimiento de la "burbuja tecnológica" tiene su repercusión en estas reuniones, el capital deja de acudir a las citas. En Febrero de 2001 Yazan tira la toalla y vende la organización a los propios patrocinadores locales en 1 millón de dólares, la cincuentava parte de lo había pagao dos años antes, Antes de cerrarse la operación En abril de 2001 First Tuesday Valencia fracasa, sus partner locales, (Lladró, Beta Capital, y el diario Las Provincias entre otros), se ven obligados a suspender las reuniones por falta de asistentes. La recién formada First Tuesday Iberia, trata sin éxito relanzar las reuniones en España y Portugal, pero la idea está ya herida de muerte y en poco tiempo First Tuesday desaparece en España y de casi todas las ciudades de mundo de forma tan súbita como apareció. Hoy lo que queda son noticias de su actividad esparcidos por Internet y el recuerdo de un bonito sueño que no pudo ser, o peor aun, que para muchos se transformó en una pesadilla.