24.8.05

'Google Talk' desata la guerra de la mensajería instantánea


Google lanzó hoy Google Talk, un nuevo servicio gratuito de mensajería instantánea que incluye voz, y muestra que parece no tener freno la expansión del buscador en nuevas categorías para competir con sus rivales.

Google Talk, que de momento sólo funciona para usuarios de Windows, se suma a la larga serie de aplicaciones de la empresa que en tiempo récord han alcanzado gran popularidad, como el servicio de correo electrónico Gmail, Google Earth o Google Maps.

El servicio, que permite a los usuarios registrados enviar mensajes instantáneamente a sus contactos o hablar a través de la web, representa el último frente en la batalla entre las grandes compañías de Internet.

Con Google Talk, la empresa de Mountain View (California) se acerca todavía más a sus rivales American Online, Yahoo y Microsoft en su intento de ampliar su base de usuarios al ofrecerles de todo.

Esta vez Google no lo tendrá tan fácil.

Sus competidores llevan años -una década, en el caso de AOL, líder en el sector- ofreciendo servicios de mensajería instantánea y tienen una base fiel de usuarios (un servicio de mensajería sólo es útil, lógicamente, en tanto se comparte con amigos o contactos).

Pero esto es algo que no parece preocupar mucho a una compañía que arrasó al presentar un buscador en un mercado que ya estaba abarrotado.

Y es que cuando se trata de Google todo son sorpresas.

En esta ocasión, no obstante, los analistas habían anticipado que Google se lanzaría a un maratón de nuevos servicios y aplicaciones, dado que prepara una ambiciosa operación para captar inversiones por 4.200 millones de dólares.

Google Talk llega dos días después de la nueva versión de su software Google Desktop 2, que incluye una aplicación para ver noticias, cotización en bolsa o previsiones atmosféricas sin necesidad de abrir un navegador.

Además de un servicio de texto similar a las primeras versiones del MSN Messenger, de Microsoft, Google Talk está más orientado a la voz.

El nuevo servicio se asemeja a Skype, el software gratuito de VoIP (protocolo de voz a través de Internet) que permite a los usuarios realizar llamadas gratuitas a través de sus ordenadores, o a un precio reducido por Internet.

El servicio está ligado a Gmail y se basa en el estándar de código abierto Jabber, lo que permite a los clientes conectarse con otros sistemas de mensajería, como el iChat (de Apple), o Earthlink. Sin embargo, los usuarios de Google Talk no pueden utilizar el programa para hablar con los de Yahoo, Microsoft o AOL, al menos por el momento.

El problema con Google Talk, señalan muchos expertos, es que no tiene nada único que lo distinga de sus competidores; no hay 'Google-ness', como dice David Card, un analista de Jupiter Research. A diferencia de otros productos de la empresa, como Google Maps o Gmail, Google Talk no tiene ese 'factor sorpresa', ninguna característica que lo haga a uno saltar de la silla, escribe Danny Sullivan en su boletín Search Engine Watch.

El software es gratuito pero sirve como jugoso anzuelo para atraer dinero: incrementa el tráfico hacia estos sitios, lo que a su vez ayuda a generar ingresos por publicidad. Por ese motivo, los gigantes de Internet se han cuidado mucho de mejorar sus productos y en las últimas semanas han anunciado diversas actualizaciones. Yahoo, por ejemplo, relanzó a principios de mes su servicio para optimizar la calidad de las llamadas.

Al margen de esta cuestión, Google Talk confirma que el uso de la mensajería electrónica va mucho más allá de los adolescentes que lo popularizaron, y ya se emplea como una versión más rápida del e-mail e incluso como sustituto del teléfono.

En lo que se refiere a Google en sí, el lanzamiento parece confirmar las sospechas de quienes piensan que poco a poco sus tentáculos se extienden por todas partes. La comparación con Microsoft es inevitable. Como apunta en su titular de portada el 'The New York Times' de hoy: 'Relájate, Bill Gates, ahora es el turno de Google como villano'.